Cuadro de texto: La Posada de Ojébar está restaurada a partir de un Caserón del siglo XIX y conserva ese espíritu rústico de los montes de Cantabria.
Corría el año 1850 cuando se construyó el edificio original. En él se medía la leche que posteriormente era vendida a las lecherías.
El nombre del lugar era “La Taberna de Dorita”.
Ya en nuestros días, esta posada le brindará la mejor tranquilidad que pueda imaginar, combinando la decoración de antaño con las comodidades más modernas.

Cuadro de texto: (Hablamos inglés, francés y alemán)

Continuar